Entramos en esa época del año en la que los días se hacen más cortos y el consumo de la luz en casa aumenta. ¿Por qué no iluminamos mejor nuestro hogar para controlar el gasto?

La importancia de la distribución para tener más luz

Imagen de una bombilla de luz amarilla o cálida de la marca Creative Cable

La iluminación sigue el sentido común de la casa

Generalmente, el salón y la cocina están ubicados en el lado de la casa donde más horas de luz natural hay. Aprovecha la distribución al máximo y libera el espacio para que la luz entre por todas partes. El tipo de color que hayas elegido para las paredes de casa, también influirá en la percepción de la luz natural y artificial.

Además, si eres de los que se han sumado al teletrabajo, puedes colocar tu escritorio bajo la ventana o cerca de ella para aprovechar la luz natural al máximo.

Imagen de una bombilla de luz amarilla o cálida de la marca Creative Cable

Ilumina tu casa con fibras naturales

Las lámparas con fibras naturales aportarán un efecto ligero a tu habitación que dejará pasar la luz de manera amplia. Si te atreves con esta idea, coloca una lámpara grande sobre la mesa del comedor. Si por el contrario las lámparas de fibra te parecen demasiado, puedes colocar en una esquina unos faroles algo más discretos que aportarán sensación de calidez, estén encendidos o apagados.

Varios puntos de luz

Otra forma de iluminar las estancias de casa es ubicando varios puntos de luz diferentes, logrando un espacio luminoso, equilibrado y agradable. Nosotros sacamos muchas de nuestras ideas de Creative Cables.

Imagen de una bombilla de luz amarilla o cálida de la marca Creative Cable

Qué tipo de bombilla utilizar para iluminar la casa

Seguramente sepas que LED es el tipo de bombilla más conveniente pero, ¿qué potencia utilizamos?

Si simplemente buscas crear ambiente, con una bombilla de 5W es suficiente. Si necesitas iluminar una estancia, una bombilla de 20W será suficiente. Si lo que necesitas es iluminar una habitación para trabajar o leer, te recomendamos una de 50W. 

La temperatura es otro elemento clave en este caso. Para iluminar salones o dormitorios, utiliza LED cálidos (3.000K); en cambio en las cocinas y los baños puedes utilizar LED blancos putos (4.500K).

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

* Campos requeridos

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de Doncel:

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.